Método de trabajo

Cada niño, cada adolescente, cada familia sois únicos e irrepetibles, por eso no utilizo paquetes estándar sino que tanto la evaluación como la intervención son un proceso personalizado y único como vosotros.

  • Evaluación: Lo primero es conoceros a vosotros, papas, para que nos deis una primera información sobre vuestra demanda.
    Para mi vuestro hijo es un lienzo en blanco, por lo que debo de conocerle para poder empezar a ayudaros. Para ello, en función de su edad, sus aficiones sus gustos y su forma de ser,… utilizaré unos materiales u otros para dar color a ese lienzo.
  • Hipótesis: Con toda la información que me proporcionáis en la evaluación vosotros y vuestro hijo puedo deciros que es lo que está sucediendo, por qué y cuál es el camino que vamos a iniciar y los pasos que vamos a ir dando hasta alcanzar vuestra meta, nuestra meta.
  • Intervención: Ahora que conocemos cuál es el camino, es hora de empezar a andar. A lo largo de todo su recorrido trabajaré con vuestro hijo para ir alcanzando pequeñas metas y estaré a vuestro lado, papás, guiándoos y apoyándoos en este proceso de cambio y crecimiento.